En busca de la mejor caja fuerte

Entre los muchos modelos de cajas fuertes que hay en el mercado, no hay en realidad ningún modelo que destaque sobre el resto o que sea mucho más recomendable. Por ello, es bueno informarse al máximo de cada tipo de caja.

Marcas de cajas fuertes de referencia en España.

Fac, Fichet, INN, Gunnebo, Soler, Tecnove, Olle, Burg wachter, Gruber o Baussa son algunas de las marcas más populares del mercado en lo que a cajas fuertes se refiere (hay muchas otras firmas de interés). Cada compañía goza de una serie de virtudes interesantes que la harán intentar desmarcarse de la competencia. Por ello, comparar, buscar, rastrear y obtener información de todas ellas es positivo.

La elección de una caja fuerte.

Conocer muy bien con qué presupuesto se cuenta, qué tamaño se desea, qué ubicación tenemos pensada y qué uso se le va a dar a la caja fuerte es fundamental para acertar con la elección. No hay duda de que estas cajas son una buena opción para proteger y dejar a buen recaudo toda clase de documentos y enseres.

Uso para la futura caja fuerte.

La caja fuerte suele usarse para guardar objetos personales de valor, dinero o documentos de importancia; la seguridad que ofrecen es primordial para adquirirlas. Eso sí, también hay que asegurarse de que el interior de la caja fuerte garantiza la seguridad y se muestra resistente frente a la amenaza de humedades, fuegos, aguas y robos. En función del uso que se le vaya a dar a la caja debemos orientar la búsqueda de un modelo; es obvio que los modelos más caros siempre van a ofrecer mejores prestaciones.

Qué protección será mejor.

Son los grados, que van desde el uno hasta el nueve, los que determinan los distintos niveles de seguridad que ofrecen las cajas fuertes; los de nueve contarán con una protección prácticamente absoluta. No obstante, las cajas fuertes que se emplean en las viviendas no se rigen por estos parámetros, ya que no precisan de una protección tan extrema como las cajas fuertes de las sucursales bancarias.

La protección será mejor cuando los ladrones no puedan llevarse la caja fuerte con ellos; está demostrado que la mayoría de robos se producen en cosas que se pueden llevar, por lo que tal vez los chorizos queden disuadidos si no saben enfrentarse a una caja fuerte, ya que perderían mucho tiempo en la propia escena del robo.

Resistencia al fuego (o no) de la caja fuerte.

Que la caja fuerte tenga que resistir al fuego no es algo obligatorio, ya que no suele ser común que se produzcan incendios en las viviendas; eso sí, si hay un fuego, la única manera de velar por los enseres de valor que están guardados es con una caja fuerte que resista las llamas. Y es que las cajas fuertes ignífugas no permitirán que haya en su interior una temperatura que supere los ciento cincuenta grados. En el caso de que se guarden cosas más delicadas, tal vez haya que apostar por modelos que impidan que el interior de la caja pase de los cincuenta grados. También es importante mirar cuánto tiempo resistirá la caja fuerte la acción del fuego, ya que hay modelos que sólo soportan una media hora.

Resistencia al agua (o no) de la caja fuerte.

Son pocos los modelos que en la actualidad incluyen la característica de resistir al agua en su interior. Aunque a priori parezca que las aguas no supondrán un problema, puede darse el caso de que ciertas inundaciones o humedades afecten a la integridad de objetos o documentos de valor, de ahí que sea conveniente recurrir a modelos preparados para ello.

Guardar armas de fuego en cajas fuertes.

Hay modelos que están pensados para guardar armas de fuego en su interior. Eso sí, le Ley obliga a los propietarios de este tipo de cajas fuertes a cumplir con la normativa, de modo que la seguridad sea altísima y nadie pueda acceder al arma con facilidad. La protección dependerá del grado con el que cuente el modelo.

Clases de cajas fuertes.

Según la utilidad que tengan las cajas fuertes, podemos encontrar en el mercado diferentes tipos: para guardar armas, para ofrecer seguridad portátil, ignífugas, para guardar llaves de negocios, caudalitas (protegen el dinero en efectivo), con ranura (permiten introducir dinero en ellas sin tener que abrir toda la caja) o para custodiar enseres de valor (joyas, dinero, etc.).

Dónde adquirir una caja fuerte.

Las ferreterías y las tiendas especializadas son una buena opción, aunque Internet ofrece muchas más oportunidad hoy día para comparar y buscar lo mejor.

Lugar para instalar la caja fuerte.

Depende de las características del lugar. Es importante no dejarla a la vista de personas ajenas.